Tengo un negocio. ¿Me anuncio en radio o en Internet?

¿Qué debo hacer para mi negocio? ¿Invertir en publicidad online o apostar por una campaña de publicidad en radio? ¿Cuáles son las diferencias?

Cada vez más empresarios locales se preguntan si será mejor invertir en publicidad en Internet o hacer una campaña de publicidad en radio. Hoy os explicamos las diferencias entre la publicidad en la radio y la publicidad en redes sociales. Os contaremos en qué ocasiones invertir en cada una de ellas y cuáles son sus fortalezas.

Con la crisis económica, los empresarios miran aún más cada Euro que gastan y buscan rentabilizarlo al máximo posible. Algo del todo normal. Por eso, las nuevas fórmulas publicitarias en Internet pueden parecer interesantes. Inviertes unos pocos Euros y puedes llegar a varios miles de personas a los que les puede interesar tu negocio.

Pero ¿qué le puede interesar más a un comercio local? ¿Invertir en publicidad a través de Internet o en una campaña de publicidad en radio?

España es el país con más emisoras de radio de España. Nuestro país tiene casi el 19% del total de emisoras que existen en Europa. Y en muchas regiones, la radio tiene aún un nivel de audiencia muy fuerte. A pesar de que la radio ha perdido audiencia en nuestro país, sigue siendo un medio popular y fuerte. Es más, en un post anterior hablamos de ello. Genera credibilidad. Un ejemplo son aquellas en las que tradicionalmente no llegaban tantas emisoras de ámbito local y donde crecían emisoras pequeñas que ofrecían contenido e información de cercanía. Son esas emisoras locales que cuidan su audiencia local, las que tienen mayor poder de prescripción publicitaria.

 

A la publicidad en radio le ha salido un duro competidor. La publicidad en redes sociales o buscadores resulta a veces más económica. Con unos pocos clics y un número de tarjeta, podemos crear una campaña en pocos minutos. A priori, invertir dinero en publicidad en buscadores o redes sociales puede parecer más económico. Sin embargo tiene algunas pegas.

La primera de ellas es que somos nosotros mismos quienes creamos y gestionamos la campaña en lugar de un experto en marketing y eso puede tener sus peligros. Y en muchos casos es posible que no tengamos ni idea de a qué público queremos llegar o cómo debemos segmentar la audiencia potencial de nuestro anuncio. También es posible que no sepamos elegir el mensaje más adecuado ni controlar los comentarios y respuestas de los clientes.

Al igual que dejar en mano de cualquiera una campaña en radio, en internet lo más adecuado es confiar en empresas que se dedican en exclusiva a medir los datos que generan cada una de las campañas de publicidad que gestionan. 

Otra de las pegas que tiene la publicidad en plataformas digitales es la saturación. Los usuarios de redes reciben enormes cantidades de información a cada minuto. Es por eso, que resulta muy difícil recordar cuál es la última publicidad que hemos visto. Es más. Posiblemente ni nos fijamos en la publicidad porque nuestro cerebro busca filtrar toda la información que reciben nuestros ojos cuando estamos delante de una pantalla.

La publicidad en redes sociales tiene buenos resultados a corto plazo. Pueden ser interesantes cuando quieres aumentar tu comunidad online, o convertir leads en ventas online. Es ideal para ofertas puntuales, promociones o concursos o para conseguir que los usuarios realicen una acción concreta como puede ser compartir tu página. Sin embargo, cuando tu estrategia se enfoca a conseguir crear un recuerdo en tus posibles clientes y fidelizar, las redes sociales son muy poco efectivas.

A diferencia de la publicidad en redes sociales, la publicidad tradicional está creada por verdaderos profesionales especializados en captar la atención del oyente. Tu publicidad será diseñada de forma que imprima el recuerdo en tus posibles clientes y el mensaje será creado específicamente para cumplir su propósito. Una campaña en radio, aunque un poco más cara, también puede resultar mucho más fiable para tu negocio a largo plazo.

Una de las pegas que tiene la publicidad en la radio es el tiempo y la extensión del mensaje. Como el tiempo de las cuñas está muy medido y cuesta dinero hay que optimizar el mensaje al máximo. También está comprobado que los mensajes muy cortos con poca información son más fáciles de recordar, así que olvídate de números de teléfono o direcciones.

La publicidad tradicional en medios lineales y de escucha continuada como la radio pueden ser más efectivos para que los clientes recuerden tu marca. Las campañas de larga duración (2 o 3 meses) pueden ser incluso más económicos que la publicidad online.

La publicidad en radio es más masiva y global. No genera una segmentación llegando a todo el público por igual. Algo que puede ser positivo cuando buscamos hacer el mayor ruido posible y llegar a todos los públicos.

Además, la radio se puede escuchar en cualquier momento. Mientras conduces, estudias o estás trabajando. Una campaña de publicidad puede captar la atención del oyente más fácilmente, porque no se encuentra tan saturado de información en ese momento. Tus clientes prestarán más atención a tu mensaje y recordarán mejor tu marca.

La principal fortaleza de la radio frente a los medios sociales es la credibilidad del medio. La radio de palabra y de información tiene mayor poder de prescripción publicitaria. El uso de la voz profesional en la radio ayuda a aportar esa fiabilidad al mensaje.

Dependiendo del tipo de anuncio que quieras hacer y del público que estés buscando, te puede interesar un tipo de publicidad u otro. En algunos casos incluso, es positivo sumar una campaña en radio que genera visibilidad y recuerdo con una campaña en medios digitales que ponga en bandeja la venta, sobre todo si hablamos de venta online.

Pero lo importante es que te pongas en contacto con verdaderos expertos en publicidad antes de lanzarte a gastar dinero online en cuatro clics. Porque de eso siempre tienes tiempo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp